Bienvenido a Rol Errante

Regístrate para conseguir acceso a las características de Rol Errante

Es posible que el mensaje de registro se envíe a "Correo no deseado"

Una vez registrado y conectado tendrás acceso al contenido de nuevo miembro y podrás ponerte en contacto con los demás miembros de la comunidad a través del chat, editar tu perfil y entre otras características acceder a los formularios para la creación de fichas de rol. Una vez tengas el personaje aprobado pasarás a ser usuario regular y dispondrás de voz y voto en el parlamento así como acceso al resto del contenido..

 

¡Anímate, te esperamos!

Toda la actividad

Este flujo se actualiza automáticamente   

  1. Hoy
  2. Érika

    Poder Se odiaba... Se odiaba por haberse permitido volver a tener esperanzas. Estúpida! Se había dejado llevar una vez más por su propia indecisión y había vuelto a creer que podría tener un lugar lejos de la oscuridad a la que pertenecía y una vez más había acabado igual. Hasta comenzaba a pensar que todo no era mas que un sádico juego de aquel a quién creía amar. Estaba totalmente asfixiada, era capaz de vivir rodeada de crueldad y de odio; pero era la felicidad de los demás lo que ya no podía soportar. Su chabola podía ser cómoda, podía tener la libertad de ir y venir por el arrabal como quisiese, pero en todo lo esencial seguía viviendo en una jaula, rodeada de barrotes invisibles. Volvería a Ocaso que era donde pertenecía y de donde nunca debió haber salido. Y fue en Ocaso donde se dio cuenta de que no estaba desprovista de poder... El enorme hombre lobo estaba a su completa merced. Toda su fuerza e imponente porte se plegaban bajo su bota. Un éxtasis que no recordaba haber sentido nunca comenzaba a recorrer su espalda mientras miraba con fijeza el rojo torrente que salía de la herida de aquella mole de carne con una sorpresa fría, desapasionada, casi indiferente. Era como si hubiese reventado un pellejo de vino. Había tiempo para asombrarse ante aquel curioso fenómeno... parecía haber tiempo de sobra. Poder... Sonrío febrilmente, lo cierto es que nunca había disfrutado el provocar dolor gratuito a alguien pero esta vez no se trataba de eso, se trataba de dominación, de poder, de sentirse dueña absoluta de la vida de aquel desdichado que se decía el sacerdote supremo del Dios Lobo pero que ahora no era más que un juguete en sus manos. Poder! Estaba intoxicada de esa sensación en ese momento...de poder, pero eso mismo hacía que todo ahora cobraba sentido en su cabeza, había sido una estúpida todo este tiempo, había intentado huir de la oscuridad como un pajarillo asustado. Ahora comprendía bien lo que debía hacer, sometería a la oscuridad y la convertiría en su esclava! Poder! La exquisita sensación de poder estaba en cada poro de su cuerpo y empequeñecía cualquier otra cosa que pudiese estar sintiendo en ese momento. Sin duda era un excelente sustituto de las estúpidas y oníricas ensoñaciones que había perseguido futilmente hasta ahora como eran la felicidad y el amor. Incluso la bruja se permitió sentir desprecio por su pasada debilidad, su propia mediocridad al intentar simplemente ser como los demás, sus terrores infantiles, su absurda angustia al sentirse abandonada por un hombre que no la correspondía y por la sumisa pasividad con la que acepto quedarse en el arrabal hasta la muerte. Ya no volvería más allí, no por que temiese por su seguridad o por que la despreciaban y consideraban una bruja, simplemente no volvería pues aquel antro de vagabundos y prostitutas se le había quedado pequeño. Poder! No perseguiría más abstractos ni sueños estúpidos. El mundo se había abierto de pronto ante ella con un espiral infinito de posibilidades y se sentía pletórica, extasiada pues acababa de descubrir su sino y lo que le daría sentido a su vida a partir de ahora. El poder, el poder en todas sus formas sería la única aspiración que admitiría a partir de ahora. Ya no precisaba límites pues donde los encontrase en el futuro, los abatiría con sus propias manos costara lo que costara. Tranquilamente la bruja se asomo por el umbral de la puerta y camino por el bosque en plena medianoche de Ocaso, no temía lo más mínimo pues en ese momento no había hombre ni bestia que si le echaba las manos encima fuese a sobrevivir para jactarse de ello. Se sentía liberada de todo con lo que había lastrado toda su vida, recuerdos, nostalgia, sentimientos como el amor o la amistad ya no significaban nada para ella. Por primera vez en su vida se sentía verdaderamente plena y feliz y fue una sensación tan poderosa que no pudo evitar exteriorizarla con una estridente y enajenada risotada que resonó por todo el monte de las ánimas.
  3. La Dama y el Vagabundo

    Polvo de Vagabundos La carta citó a Polvo, aunque no era ciertamente de simpatía del Hechicero este ultimo había descubierto que el hombre escondía una ambición digna de mencionar, así que hizo los preparativos para recogerlo y empezar cuanto antes su preparación. Una vez atravesó el bosque para llegar al embarcadero goblin, y pagar la correspondiente suma para cruzar el rió. Solo y abandonado durante unos minutos, no tardó en emprender su marcha hacia la choza cuando la bestia inhumana lo recogió a la orilla. No tardaron en demasía en poner al hombre en el camino adecuado, deambularon hasta la Iglesia de los Willomick donde el velo entre los vivos y los muertos eran mas débil para empezar con las practicas. Se elaboraron los sortilegios, y se puso en practica la teoría. Polvo notó vagamente la presencia de los seres del otro lado, y a medida que se acercó la hora álgida de la noche mas fuerte era su presencia pues incluso podían manifestarse en el mundo de los vivos. Y sin poder controlarlo, quedó sumido en un profundo sueño. Despertó siendo arrastrado, cubierto por el hechicero que había recibido una puñalada, tuvieron que descansar, y Polvo remendar al Hechicero... había mas cosas que hacer. --------------------------------- Dos sesiones de 4/3 horas: Polvo: Detectar almas, evocar alma, sigilo, comercio, atletismo, reflejos, avistar, sanación/hierbas, reflejos, defensa, ballesta ligera. Jasón: Llamar profano, detectar profano, sigilo, atletismo, reflejos, avistar, defensa, sanación hierbas, bastón. ------------- St's: Willomick, el sacerdote.
  4. La Dama y el Vagabundo

    La compañía cambió, ahora la joven bruja acompañaba el camino del hechicero que se adentraba en las profundidades del sur, reunieron los enseres importantes para el camino, tras eso abandonaron Villadorada esquivando tanto las patrullas de los hombres como la de los animales hasta poder volver a su tierra. Debían volver a buscar un lugar en el oscuro bosque para refugiarse así que la bruja guío al hechicero hasta su choza, una choza que ya estaba ocupada por otros, de una extraña fe hacia los lobos. Tras abatir a dos que estaban dentro de la casa, y sufrir una emboscada del tercero. El hechicero tuvo que remendar a la bruja la cual había sido gravemente herida. No quedaba mas que esperar, o poner a prueba a uno que también había puesto en mesa su sed de poder. ------------------------------------------------------ Dos sesiones de tres/dos horas. Érika: Reflejos, Defensa, Advertir, Sigilo, Enfermedad menor, pistola de chispa, cuchillo, atletismo. Jasón: Reflejos, Defensa, Advertir, Sigilo, Llamar profano, Invocar zombi, Atletismo, sanación/hierbas. ----------------------------- St's: Fenris, el sacerdote lobo. Pringoso. Jared, el cazador.
  5. Yesterday
  6. Corre. Salta. Y pega espadazos sin ton ni son.

    ~Al mejor de cinco~ Santiago vino a media tarde a la casa de su bro, para seguir con los entrenamientos para el torneo. Hoy estaba radiante, enérgico, lleno de vitalidad. Saltos, piruetas, golpes en el aire... Nada podía parar al joven. Elegost tardó un tanto en salir a entrenar con él, pero cuando se encontraron en la puerta, era como despertar un volcán. ¡Piruetas, saltos, triples en el aire! ¡Gritos de euforia! No eran hombres, eran Orcos en época de celo. La hija adoptada de Elegost, y la elfa Alay no daban crédito a lo que veían. Luego de escenas dignas de un circo, acabaron los dos amigos detrás de la casa, en el gran jardín para ponerse a practicar con espadas de madera y escudo. Aprendiendo a usar mejor el escudo y cómo aprovechar los flancos esgrimiendo dos armas en cada mano... Santiago se desenvolvía con soltura y no tardó en superar a Elegost, que acabó cansado y pasando el relevo a Alay, mientras él preparaba la cena, pues la noche se cernía ya. La elfa hacía ya mucho que no empuñaba una espada -aunque fuera practicas- y alzaba un escudo, pero estaba llena de ilusión por "jugar" y aprender, con Santiago. Claro que Santiago no iba a dejarle a Alay ni una oportunidad, aunque fuera un simple entrenamiento, por lo que la Elfa quedó más rato en el suelo y golpeada, que riendo y aprendiendo algo... Aunque quizá aprendiera a encajar mejor los golpes, luego de esa paliza. Alayratiel caía y se levantaba, Santiago en su saña le seguía dando, aunque le preguntó bien si quería parar, a lo que la elfa se negaba, pero Santiago acabó por finalizar luego de darle tres buenos toques en la preciada y hermosa cara de la elfa. Elegost volvió con ganas de más, pero esta vez no usaría arma alguna, sino su propio cuerpo. Si los primeros entrenamientos eran defensa y toque, y las reglas del torneo al que se enfrentarian, esta prueba sería resistencia total, hasta que uno quedara exhausto. Y vea Luz que los dos quedaran bien cansados luego de casi una hora de golpes de espada en el trasero -y otras zonas- y puñetazos en pecho y cara. Santiago había tenido "piedad" y sólo usaba una fragmentada espada de prácticas, pero aún así, puedo contra el desarmado Elegost, que aunque fue un reto, no pudo hacer nada contra Santiago, y Elegost por su parte, no logró dejar en el suelo al enérgico joven sureño, que aún cansado, seguía con fuerzas. Todo acabó, con una cena, agua caliente y cómodos cojines, pues más de uno estaba hecho un saco de trigo. Luego de toda una tarde, los tres amigos habrían aprendido algo, ya sea cómo saber llevar un golpe en la cara, a cómo darle a un escudado o blandir mejor una espada. Lo que estaba seguro, es que en el torneo no harían nada remarcarle... a menos que un milagro pasara. Eran buenos soldados, pero no campeones de torneos. Mastreado por: @Stannis the Mannis Duración: 2 horas. Participantes: @SwordsMaster Campeón de pruebas Santiago de Sveri @Stannis the Mannis el fortuito Elegost Faler. @Rupphire la elfa determinante Alayratiel. Habilidades usadas: Santiago de Sveri: Reflejos - Defensa - Atletismo - Espada corta Elegost Faler: Reflejos - Defensa - Espada pesada - Atletismo - Combate CC Ofensivo Alayratiel Aureaster: Reflejos - Defensa - Espada corta
  7. El dia que no amanezca

    " Su repiqueteante andar me provocaba desazón. " Ticiticiticitici" como si una docena de finas agujas picaran el cristal. Nunca estaba seguro de su proximidad, ya que seguia escuchando ese malicioso sonido en mi cabeza recorriendome el craneo por dentro. Proliferan y se esparcen buscando las esquinas oscuras, los sordidos recovecos sombrios donde proliferan. Luz, hay taaantas, y de tantas formas... ...Tejen y tejen y tejen ...
  8. [Desaparecido] Oscar Joshech

    Lo ultimo que se sabe de Oscar son las palabras de un centinela que aclara haberle visto salir de la muralla de la Mano de Tyr.
  9. Vindriel Talestran [Desaparecido]

    Vindriel siguió a su ritmo con su vida de errante. Su vocacion no estaba clara y su mente era una marea de malos pensamientos y diferentes aptitudes que aunque le gustaban no cuajaban del todo con el. Echó a caminar por los camino podridos de aquel bosque enmarañado de muerte, a un lado Entrañas, a otro el bosque, movio sus pies hacia la frondosa oscuridad, perdiendose su pista y dejando atrás a sus conocidos.
  10. Drakul, la vil alma [Muerte]

    Aquella mañana Drakul se desperto entre terribles temblores. Un portal demoniaco estaba abierto a su lado cuando abrió los ojos, tres demonios lo agarraron fuertemente y le desgarraron todo el curpo, finalmente una gran mano le agarro y acabo por asfixiarlo, destrozarlo y lo arrastró hasta dentro del portal. Su final fue cruel y doloroso, Drakul habia pasado a una peor vida.
  11. [Misiva] Carta sellada a la Iglesia de la Luz

    //Up @Malcador
  12. Gran baile

    until
    Para terminar la Feria un gran baile. Master: El consejo
  13. Tiro con arco - Final

    until
    Se verá al mejor arquero de Villadorada. Master: @Cernunnos
  14. Atrapa al cerdo!

    until
    Pintado de oro, resolvera el invierno y primavera de quien lo atrape. Master: @Turold
  15. Torneo de espada - Final

    until
    Villadorada tendrá su campeón Master: @Malcador
  16. Combate desarmado

    until
    Bien reza su anuncio: Dos entran, uno sale. Master: @Hogger
  17. Tiro con arco - Eliminatoria

    until
    Para los mejores ojos de halcon. Master: @Cernunnos
  18. Carrera de la silla

    until
    Gran carrera por los alrededores donde puede pasar de todo. Master: @Turold
  19. Vial Dorado: Concurso de bebida

    until
    Hasta que solo uno quede en pie. Master: @Barbas
  20. Torneo de espada - Eliminatoria

    until
    Fase eliminatoria del gran y prestigioso torneo a espada Master: @Malcador
  21. Gran Inauguración

    until
    Parlamentos y corte de cintas
  22. Mark

  23. [Evento] Bermellón II

    //cuenta conmigo, solo te digo que el sabado y domingo los tengo ocupados, quizá, si me permites la sugerencia, el mejor día sea el viernes
  24. [Evento] Avanzando sobre Cruce de Corin

    // gracias, ya esta modificado y puesta la habilidad reflejos, el proximo rol de trama principal será este domingo a las 17:00, nos vemos!
  25. Solicitud para la campaña por las Tierras de la Peste del Este

    Hacía un día ideal en Ventormenta. Las palomas, ratas urbanas, volaban por el cielo despejado de la gran capital imperial. La escarcha traida por las corrientes frías de la madrugada había desaparecido ya con las primeras luces del alba y una agradable calidez se extendía por las empedradas calles de la ciudad. Los mercaderes anunciaban sus productos en los mercados, los campesinos llegaban del campo con sus mercancias, las campanas sonaban en lo alto de la catedral a docenas con una belleza inaudita, y el ceño fruncido de Johanssen era más profundo que las Mil Agujas. -¡¿Pero qué cojones?! La respuesta es escrita con un trazo tan profundo que más parece que el que la escribió buscaba apuñalar el papel. Esta tardará en llegar, semanas. Tal vez incluso ni estén en el Cruce de Corin para cuando sea recibida. Pocos mensajeros se aventuran a las Tierras de la Peste, y menos sobreviven para entregar su mensaje. Que la Gloria de la Luz y la Cruzada guíe tu camino, Explorador de Primera Clase Talflink Clickbang, Siempre se ha dicho que los gnomos son individuos de lo más inteligentes. Avispados, con una velocidad mental increible, y ha de ser cierto puesto que los enanos lo corroboran, y de los enanos sí que me fío. Pero que la Luz me golpee con toda su furia divina y deje pelado mi NEGRO culo si no pareces, Talflink Clickbang, un jodido retardado hiperactivo con esta bazofia que tendrás el valor de llamar carta. ¿Es que no te han enseñado como dirigirte apropiadamente a tus superiores, o a como siquiera escribir una carta? No la has ni firmado propiamente, maldita sea. ¿Como demonios se que esto es una misiva oficial de la Cruzada Escarlata y no me están tomando el pelo? Y soy jodidamente CALVO, así que eso es, salvo Luz mediante, increíblemente difícil. Cuando esta respuesta te llegue rezo a la Luz por que aun no se te hayan comido los enjambres de cientos de gárgolas nocturnas que limpian de todo miserable como tú las Tierras de la Peste, o tú y tu grupo al que , JODER, tienes que guiar, os hayáis caído en las trampas de arena de uno de los inmensos gusanos de peste capaces de tragarse un buey entero sin siquiera masticar. Y rezo para que tu pequeño culo de gnomo siga entero para poder ir en persona a veros y darte tantas patadas en tus posaderas como para que las sientas en tu NUCA. Ni menciones el nombre del Cruzado Ismael Cruz, la Luz le tenga en su gloria, un soldado valiente como el que los haya y que dio su vida al servicio de la Cruzada. Tú no tienes ni derecho a limpiar a lametazos una bosta de vaca que haya pisado con su maldita bota. Lord Johansenn, Embajador de la Cruzada Escarlata en Ventormenta, A día 25 del séptimo mes del año 30. //Esta misiva llegará a su posición el día 26 de Febrero. El día 2 de Marzo les haré un rol para resolver la petición aquí hecha.
  26. // La carta está escrita de una manera un tanto caótica y el trazo demuestra falta de costumbre con la pluma, aunque también esfuerzo a la hora de escribir. La letra es pequeña, las líneas de texto están torcidas y parece estar escrita a ratos, de manera interrumpida. Debido a la longitud de la carta, los papeles que la forman (con bordes irregulares) están unidos de mala manera con una especie de adhesivo extraño. Tiene manchas de grasa de maquinaria, aunque no dificultan la lectura. // Las faltas de puntuación y de gramática son intencionadas (como ausencia de signos de puntuación donde hacen falta y empleo de estos donde no corresponde, discordancia entre número y género en el predicado de las oraciones, etc.). Para Johansenn. ¡Hola! Soy Talflink Clickbang, explorador de primera clase de la Cruzada Escarlata y jefe de ingenieros de batallón. ¡A su servicio! ¿Qué tal? Yo bien, cosa que parece algo complicada por donde nos encontramos ahora mismo. Estamos en Cruce de Corin, ¿te lo puedes creer? El sitio es feo y huele mal, y hay un montonazo de malos. Pero muchísimos. Menos mal que los que nos hemos encontrado por ahora eran tontos y lentos, pero creo que algún que otro soldado se ha hecho caca encima del miedo. Aunque si me viniese un zombie de esos enormes a por mí de sorpresa lo mismo yo también me habría hecho caca encima. Bueno, no, soy un gnomo valiente. Ya me lo decía mi padre de pequeño, y también me lo dijeron Ismael, Thomas (un tipo de la Mano de Plata que tiene la calva brillante como la plata. Es gracioso) y Gabrielle, y Eleandris también me lo dice a menudo, al igual que varios de la Cruzada Escarlata. Bueno, lo que te quería decir era *Tachado con fuerza* ¡Alabada sea la Luz! Eleandris me ha dicho que tenía que escribir eso. Se me olvidó ponerlo antes, perdón. No estoy acostumbrado a escribir cartas de esta manera. Normalmente se las escribo a mis amigos en Gnomeregan y en Forjaz, y eso es mucho más fácil, ya que no hay que mantener unos formalismos ni nada de eso. ¡Que no quiero decir que eso sea malo! Perdón. No me malinterpretes, solo quiero ser educado y cumplir bien el cargo que me habéis asignado en la Cruzada Escarlata, ya que mi padre me educó en los valores de la educación, el respeto, la moral y la ética. ¡Como los valores de la Luz! Menuda coincidencia eh. Fue justamente eso lo que me llevó a unirme a la Cruzada Escarlata. Me acuerdo de aquel día en la Colina Roja con Ismael. ¿Sabes quién es? No pasa nada, como no te puedo escuchar porque esto es una carta, te lo digo. Era el abanderado encargado de la Colina Roja. Me dijo que si mi fin era el bien y la vida, y que si mis principios eran los que me enseñó mi padre, que entonces la Cruzada Escarlata era mi lugar. Una pena que haya muerto, la verdad. Me caía bien, y no me miraba con malos ojos como Karl, David y Tom. Ya sabes, los exploradores de la Cruzada Escarlata que llevan estancados en el mismo rango como uno o dos años porque no dan un palo al agua y solo se dedican a criticar a los demás y a burlarse de los bajitos. Pero bueno, seguro que tienen algún motivo. No me parecen mala gente. Tal vez vagos sí, pero hay tantos como ellos... Menos mal que en la Mano de Tyr la gente es más activa. ¡Ya ves si es más activa! Siempre me ayudan cuando lo necesito. Son majos. Voy a ir abreviando porque Eleandris me está echando la bronca. Dice que si la carta es muy larga y que tal vez te pueda molestar. Solo intento ser simpático. Perdón si he molestado, no es mi intención. Simplemente intento caer bien y ayudar en todo lo que puedo, aunque puedo comprender que a veces puedo ser algo pesado sin querer, como aquella vez en Pico Plateado que tuvimos que ir a por recursos y yo iba cantando por el camino. ¡Solo intentaba alegrar el ambiente! Es que no te haces una idea de lo feo que es Ocaso. Y triste, muy triste. ¡Ya ves si triste! Tanto muerto no es bonito. Y el caso es que por intentar animar un poco al grupito que íbamos a por recursos me echaron la bronca. ¡Ni que hubiese llamado la atención de algún esqueleto o nigromante! No soy tonto, ¿sabes? No me voy a poner a cantar a pleno pulmón en un sendero lleno de enemigos. Sé cuándo puedo y cuándo no. Para algo soy explorador, ¿no? Y parece ser que hago muy bien mi trabajo. ¡Todos me felicitan continuamente! Y mis grupos son siempre los mejores. Cada vez que tenemos que ir a explorar los alrededores no nos ven casi nunca y reunimos un montón de información. Aunque bueno, tampoco nos podemos mover mucho ahora por Tierras de la Peste del Este, que oye, qué bien le viene el nombre. Huele FATAL. Pero fatal, fatal, eh. ¿Has estado alguna vez por aquí? Lo decía para abrir conversación, ya sabes. *Manchas de pólvora y algo de quemado* Perdón por la mancha, es que se ha acercado al campamento un zombie descarriado muy feo y tengo que encargarme de ellos, pero es que si no escribo la carta ahora, ¿cuándo lo hago? No me dejan descansar ni un ratito para trastear con mis cachivaches. ¿Así cómo voy a preparar nuevos aparatos para facilitarnos la vida? Quiero intentar hacer unos equipamientos bucalnasaloculares de transpiración prolongada ambientada filtrada antipeste. Huele muy mal y así no hay quien duerma, pero si no me dejan tiempo libre ni para escribir una carta, ¿cuándo hago todo lo que quiero hacer? Por eso tengo que aprovechar estos ratitos para hacerlo todo. ¡Así no hay quien experimente! Pero bueno, todo sea por ayudar. Desde que estoy vigilando no ha pasado nada, para que veas que soy útil y bueno. Hasta ahora, todos a los que he mandado están muy contentos conmigo. Dicen que soy muy amable y que confían en mí. Lo mismo pasa con los que me han mandado. ¡Dicen lo mismo! Supongo que soy más útil de lo que creía. Bueno, para que te hagas una idea, Ismael me dejó ayudar con la defensa del campamento, pero como yo llevaba poco tiempo no podía emplear toda la estrategia que había diseñado y pasó lo que pasó. Si hubiésemos empleado mi estrategia al completo, lo mismo seguiría vivo. Lo echo de menos. Se portó bien conmigo. Pero bueno, ya no se puede hacer nada. Tampoco me quiero desviar mucho, así que volveré a al punto principal. Aquí huele muy mal y quiero diseñar cositas. Además, este sitio es peligroso, y tal vez nos venga bien que vuelva a construir El Pisapapeles. Mientras no vengan esas arañas grandes feas, debería ser útil. El problema está en que estoy yo solo. *El trazo aquí es rápido y apresurado* Que me están diciendo que estoy escribiendo mucho y que te voy a enfadar así. No creo que pase eso, ya que solo intento ser simpático. El caso, que necesito materiales y algún grupo de ingenieros, que yo solo no puedo con todo. Si me los puedes mandar de Forjaz, sería genial. O mándame algo de dinero para encargarlo yo. Tengo amigos en Forjaz y en Gnomeregan que estarán encantados de echarme una mano y seguro que me hacen buen precio. Ya lo que quieras. ¡Adiós, y muchas gracias por todo! ¡Que te vaya bien! A ver si nos vemos alguna vez, que no te conozco. Es gracioso, te escribo cartas sin conocerte. Qué curioso. Seguro que eres súper simpático en persona. // Dirigido a: @Malcador. // Aclaraciones: "Equipamientos bucalnasaloculares de transpiración prolongada ambientada filtrada antipeste": máscaras de gas que cubren ojos, nariz y boca.
  27. [Evento] Avanzando sobre Cruce de Corin

    La noche cerrada envolvía con un manto oscuro el poblado, o despoblado según se viese, llamado el Cruce de Corin. Refugiados, en uno de los edificios que pudieron asegurar, el grupo de cruzados y voluntarios intentaba conciliar el sueño. La mayoría confiaba en los centinelas que se habían apostado y trataban de ignorar los sonidos extraños que de tanto en tanto llegaban hasta sus oídos, erizándole los pelos de la nuca hasta al más bravo. Entre aquellos que no podían dormir, se encontraba uno de los voluntarios, un elfo de la academia de magia. El muchacho observaba a través de las desvencijadas ventanas con expresión pensativa. En el exterior, apenas podían verse algunas luces y el sombrío y fantasmagórico contorno del resto de los edificios del lugar. Había algo que no le gustaba al mago y era que, a pesar de haber ingresado en el sitio con relativa facilidad, aun había cerca de cuarenta o cincuenta casas que revisar. Cosa que los cruzados habían comenzado a hacer, pero sin duda era una labor que requería incluso mayor esfuerzo del que ya habían dedicado. Si tras solo haber dado unos pasos en el exterior de la villa habían salido docenas de no-muertos a recibirlos, no quería imaginarse lo que podía habitar en los sótanos y habitaciones más recónditas de aquellas edificaciones que por tanto tiempo habían permanecido expuestas y disponibles para cualquier criatura maligna que buscase un sitio donde armar su guarida. Fue así que el elfo, al día siguiente, avisó que juntaría voluntarios para terminar de revisar el poblado. // Tal como le comenté a Izuriel, tenía pensando hacer algunos roles más sencillos dentro de la villa, durante los lapsos entre las distintas etapas del evento principal. Si alguno le interesa sumarse a algo que no sea exclusivamente rol social, para ir limpiando el pueblito, que me avise y vemos que horarios podemos coincidir. PD: Aprovecho para contestarte por aqui. En el post de antes nos falta reflejos, que lo usamos todos
  28. Cargar más actividad