Bienvenido a Rol Errante

Regístrate para conseguir acceso a las características de Rol Errante

Es posible que el mensaje de registro se envíe a "Correo no deseado"

Una vez registrado y conectado tendrás acceso al contenido de nuevo miembro y podrás ponerte en contacto con los demás miembros de la comunidad a través del chat, editar tu perfil y entre otras características acceder a los formularios para la creación de fichas de rol. Una vez tengas el personaje aprobado pasarás a ser usuario regular y dispondrás de voz y voto en el parlamento así como acceso al resto del contenido..

 

¡Anímate, te esperamos!

Faris

Narrador
  • Contenido

    102
  • Registrado

  • Última Visita

Reputación en la Comunidad

14 Good

Sobre Faris

  • Rango
    Advanced Member

Visitantes recientes en el perfil

247 visitas al perfil
  1. +Hmh...+ +Protocolos empáticos activos.+ +Módulo de diálogo público, activo.+ +Lenguaje: Castellano.+ +Frecuencias: ¿Activas?, ¡Oh!+ Con toda la cordialidad que este humilde guardián puede reflejar, esta unidad ofrece un cálido saludo a todos aquellos Roleros que tengan a bien tomarse su tiempo para leer y comprender el mensaje expuesto por esta unidad. Tras una deliberación extensa con mi Anamnesis he creído conveniente una presentación que explaye a los Roleros que habitan este Jardín las funciones y proyectos que esta unidad llevará a cabo mientras el concilio de este habitat lo crea conveniente en función de mi utilidad y servicio. Dicho concilio de Maestres ha tomado la decisión unánime de activarme y otorgarme acceso a las competencias de Narrador, lo que me convierte en parte del grupo de colaboradores que este habitat posee. Así pues, se espera de mi el ejercicio de diversas funciones y deberes que por supuesto estarán a libre escrutinio no solo del "Concilio de Errantes" al que represento mediante actos, sino también a los Roleros a los que me debo, entre los que por supuesto os encontráis. Como poseedor del rango de Narrador, están entre mis funciones y deberes no solo ser una representación de los valores promovidos por el habitat denomidado "Rol Errante", sino también velar por el respeto a las normas de conducta y el cumplimiento de un protocolo de educación que haga de este hermoso Jardín un lugar digno para vuestro disfrute como roleros, por lo que confío plenamente en que sabréis depositar vuestra confianza en este humilde guardián para la resolución de posibles disputas o problemas que aparezcan durante vuestra estancia en "Rol Errante". Después de todo, mi Anamnesis aconseja que resalte la importancia de un hecho fácil de olvidar: todos habéis acudido a divertiros, pero no siempre vuestra diversión implica la diversión del resto; todos debéis de divertiros si deseamos que este habitat sea agradable para los que ya están aquí y para los que puedan venir en un futuro. Con la cuestión más importante atrás, esta unidad tratará de ser lo más concisa posible en la explicación de sus funciones más inmediatas con respecto a la actividad que ejercéis en este bello Jardín. El rango de Narrador otorga a esta unidad el honor de ser el promotor de historias que giren en torno a vuestros personajes jugadores, consejero, guía y corrector de historias que no tengan un desarrollo satisfactorio para mis creadores, el concilio de Rol Errante. He podido comprobar durante mis primeros ciclos en activo la viveza de este Jardín y la cantidad de historias que se llevan desarrollando incluso antes de mi activación, por lo que debo de recordar que esta unidad posee una eficiencia limitada; puedo no escucharlo todo, no verlo todo y no poder gestionarlo todo, por lo que agradecería cooperación y por supuesto impresiones a las acciones que lleve a cabo. Esta unidad está dispuesta a mejorar y a aprender mientras continúe en activo. Explicadas mis funciones, tan solo me queda tomar un riesgo que mi Anamnesis considera viable, y así pues, esta unidad procede a compartir una reflexión con los integrantes de este Jardín de Historias y Diversión. Mis registros recopilan una aproximación de más de tres meses desde que este Jardín abrió sus puertas a aquellos Roleros Errantes que buscan un hogar. Tres meses no es demasiado tiempo, y sin embargo la población de este habitat ha aumentado exponencialmente, muchos más llegarán y depende de todo el conjunto que se persona cada día en el habitat la correcta recepción y entendimiento. Puede que no todos los Roleros piensen de igual modo y puede que no todos los Roleros sean amigos, pero esta unidad cree saber que hay algo que os une a todos; todos buscáis divertiros aquí creando historias. Depende de todos nosotros en conjunto preservar este Jardín para que todos aquellos que os habéis quedado no deban de abandonarlo con un mal sabor de boca. Este Jardín es más importante de lo que parece. Con todo lo dicho no es mi intención causar ofensa, pues tan solo he obrado tal y como he sido creado. ¡Oh!, casi se me olvida. El concilio de los Errantes ha creído conveniente denominar a este guardián "Faris", aseguraron que dicha designación era agradable a los oídos.