Bienvenido a Rol Errante

Regístrate para conseguir acceso a las características de Rol Errante

Es posible que el mensaje de registro se envíe a "Correo no deseado"

Una vez registrado y conectado tendrás acceso al contenido de nuevo miembro y podrás ponerte en contacto con los demás miembros de la comunidad a través del chat, editar tu perfil y entre otras características acceder a los formularios para la creación de fichas de rol. Una vez tengas el personaje aprobado pasarás a ser usuario regular y dispondrás de voz y voto en el parlamento así como acceso al resto del contenido..

 

¡Anímate, te esperamos!

ILUSDN

Rolero
  • Contenido

    343
  • Registrado

  • Última Visita

Reputación en la Comunidad

263 Excellent

Sobre ILUSDN

  • Rango
    Advanced Member

Visitantes recientes en el perfil

4.353 visitas al perfil
  1. [Evento] Avanzando sobre Cruce de Corin

    La noche cerrada envolvía con un manto oscuro el poblado, o despoblado según se viese, llamado el Cruce de Corin. Refugiados, en uno de los edificios que pudieron asegurar, el grupo de cruzados y voluntarios intentaba conciliar el sueño. La mayoría confiaba en los centinelas que se habían apostado y trataban de ignorar los sonidos extraños que de tanto en tanto llegaban hasta sus oídos, erizándole los pelos de la nuca hasta al más bravo. Entre aquellos que no podían dormir, se encontraba uno de los voluntarios, un elfo de la academia de magia. El muchacho observaba a través de las desvencijadas ventanas con expresión pensativa. En el exterior, apenas podían verse algunas luces y el sombrío y fantasmagórico contorno del resto de los edificios del lugar. Había algo que no le gustaba al mago y era que, a pesar de haber ingresado en el sitio con relativa facilidad, aun había cerca de cuarenta o cincuenta casas que revisar. Cosa que los cruzados habían comenzado a hacer, pero sin duda era una labor que requería incluso mayor esfuerzo del que ya habían dedicado. Si tras solo haber dado unos pasos en el exterior de la villa habían salido docenas de no-muertos a recibirlos, no quería imaginarse lo que podía habitar en los sótanos y habitaciones más recónditas de aquellas edificaciones que por tanto tiempo habían permanecido expuestas y disponibles para cualquier criatura maligna que buscase un sitio donde armar su guarida. Fue así que el elfo, al día siguiente, avisó que juntaría voluntarios para terminar de revisar el poblado. // Tal como le comenté a Izuriel, tenía pensando hacer algunos roles más sencillos dentro de la villa, durante los lapsos entre las distintas etapas del evento principal. Si alguno le interesa sumarse a algo que no sea exclusivamente rol social, para ir limpiando el pueblito, que me avise y vemos que horarios podemos coincidir. PD: Aprovecho para contestarte por aqui. En el post de antes nos falta reflejos, que lo usamos todos
  2. [Sugerencia] Cambios en la inscripción

    Izuriel, no estoy diciendo que se quiera imponer nada. Creo que el objetivo es debatir para encontrar alguna propuesta que funcione mejor que el sistema actual (Si la hay) y no para ver quien tiene la razón o quien consigue más votos. No digo que esté mal que se quiera conocer la opinión de los demás a través del voto, que tal vez sonaba así en mi primer post. Pero, por lo general, somos unos pocos los que nos pasamos por este tipo de temas y dudo que representemos siquiera una pequeña fracción de la población total del servidor. Yo prefiero hacer un comentario, argumentando, desde mi punto de vista, como y/o por que cambiaría o dejaría como está el sistema actual, que es el objetivo del debate. Pero cada uno es libre de actuar de la manera que vea conveniente. Volviendo al tema principal, tal como ha mencionado Nathan: No hablamos de la habilidad caligrafía. Hablamos de inscripción, que incluye no solo conocer patrones rúnicos, sino también activarlos, imbuírlos de energía y sobre todo, saber para que sirven y como usarlos para lograr el efecto deseado. Mejorar tu nivel de inscripción te haría progresar en todo esos campos, dándote la posibilidad de que el personaje pueda idear (Gracias a ese conocimiento adquirido) distintos tipos de patrones cada vez más complejos. Pero cada nueva receta será diferente al resto y por lo tanto conlleva su propio progreso individual. Cosa que incluso siento que otorga más posibilidades de rol, ya que puedes experimentar empezando con cosas muy simples y a medida que progresas en tu patrón rúnico, puedes ir dándole mayor complejidad. Por ejemplo si quieres hacer una runa aturdidora, podrías empezar haciendo que solo te paralice una mano, luego mejoras tu patrón y logras que te duerma todo el brazo y así ir mejorándola hasta que se consigue el efecto buscado.
  3. [Sugerencia] Cambios en la inscripción

    Buenas!, No comparto el cambio que se desea hacer. Sería como que un mago por alcanzar un nivel de dificultad de conjuros con una escuela, entonces disponga todos los hechizos de esa dificultad porque si. Y aunque opino que la alquimia por momentos tendría que tener ese mismo limitante que ahora tiene la inscripción, es claro que el encantamiento da mucha más libertad en los efectos, por lo que dejar que cualquiera con inscripción en cierto nivel pueda hacer lo que le de la gana no me parece apropiado. Por otro lado, agregar que el voto está de más, porque aunque acá podamos debatir, la decisión de cambiarlo o dejarlo como está recae únicamente sobre los miembros del concilio y no por voto popular. Como alternativa, desde mi punto de vista, el cambio que podría hacerse sería asemejarlo más al sistema de magia, donde las runas/inscripciones estén separadas por niveles de dificultad. Igual, si no lo hicieron así desde un principio, por algo será. Un saludo!
  4. Limpiando el embarcadero

    Era una mañana como cualquier otra en Villadorada, el cielo estaba despejado y los comerciantes y pregoneros iban despertando para iniciar sus actividades diarias. El soldado Terenar, al igual que muchos otros, también empezaba con su labor de patrullar la zona, pero no había imaginado la situación en la que se vería envuelto. Al llegar al ayuntamiento, se descubrió observando a un sujeto de aspecto extraño. Era un muchacho, a juzgar por su rostro, alto y delgado. Pero eso no era lo llamativo, tenía una cabellera plateada y unas orejas picudas, iba ataviado con una suerte de armadura acolchada con unos tonos dorados y azules muy llamativos, no cabía duda de que se trataba de un elfo. El dichoso individuo observaba uno de los carteles que se encontraban en el tablón de anuncios con intensidad, como si estuviese formando una idea en su cabeza y no como alguien que curiosea por allí. Terenar, en su afán por ayudar a cualquier civil, acortó la distancia que lo separaba con el elfo y entabló una conversación con él. No le tomó mucho tiempo descubrir que el quel'dorei estaba loco o, de lo contrario, buscaba la muerte. Decía querer coger una de las misiones y le mostró el cartel al soldado para que este le confirmara si el trabajo seguía en pie. El anuncio era escueto pero oficial, y Terenar sabía que nadie se había encargado del trabajo aun, eran demasiadas molestias por solo tres monedas de plata. Misión: Pescado agresivo. Descripción: Tras la laboriosa tarea dirigida por el grupo de mercenarios, el Cuervo Rojo ,para renovar el conocido Embarcadero de Jordan, este fue arrasado por la Horda gnoll que tanto daño nos ha hecho. Nos han informado de que este se encuentra libre de gnolls, pero para nuestra desgracia una tribu de Múrlocs ha decidido hacer su hogar entre las ruinas, aprovechando la estratégica posición del lugar en el centro del río rodeado de numerosos bancos de peces. No hay sutilezas, se busca expulsar por los medios que sean a esos múrlocs para poder reconstruir el lugar. Precaución: Se han visto más de varias docenas de múrlocs adultos en el lugar. El combate directo está desaconsejado por las oficinas del Ayuntamiento. No se indemnizará a los heridos. Material Facilitado: Ninguno Dificultad: **** Recompensa: Se pagarán tres monedas de plata por cabeza a los que expulsen a los Múrlocs del lugar. Dos docenas de murlocs como mínimo, supuso el soldado, pero al elfo no parecía importarle. Decía que debía practicar unos conjuros que en otras situaciones podrían resultar peligrosos. No sonaba para nada bien, y menos con tantos brujos pululando tan cerca en Ocaso. Terenar estaba a punto de sacar su espada para interrogar de manera más incisiva al quel'dorei, pero enseguida este se presentó y explicó que pertenecía a la academia. Incluso tenía el anillo oficial y un segundo anillo que el soldado había visto pocas veces, pero que sin duda parecía relacionado. La determinación de Odriel, como decía llamarse, pareció convencer al soldado, quien finalmente decidió acompañar al primero. No tardaron en aventurarse en el bosque y encaminar sus pasos en dirección al sur mientras que Odriel explicaba cual era su idea. Terenar tenía ciertas dudas sobre lo que el elfo mencionaba, pero la curiosidad podía más y continuaron hasta llegar al embarcadero. Acercándose cuidadosamente pudieron encontrar refugio entre unos arbustos y desde allí observar la actividad murloc. Tal como el cartel lo mencionaba, tres docenas de esas criaturas se repartían tareas en la zona. Un grupo patrullaba la zona, otros cazaban en el rio y un tercero se encargaba de tareas en sus pequeñas cabañas. Estos últimos fueron el primer objetivo del elfo, quien tras unos momentos de concentración soltó una lluvia de relampagos en la zona, causando estragos entre ellos. Por desgracia, el ruido fue suficiente como para que el resto de la tribu les descubriera y se lanzaran al ataque. Terenar valientemente les plantó cara a los que iban acercándose mientras que el elfo seguía conjurando diversos hechizos, frenando a los centinelas con un muro de rayos y posteriormente asestar otra explosión mágica contra los que llegaban por el lado del río. El soldado se defendía y atacaba, hiriendo y matando, pero cada vez eran más los murlocs que comenzaban a rodearle. Cuando miró sobre su hombro, el mago se encontraba en la misma situación. Fue una lucha intensa durante la que Terenar recibió varios golpes, pero también repartió los propios, ensartando, diseccionando o incluso aplastando a algunas de la criaturas. Su armadura, su acero y su escudo no eran oponentes fáciles para las burdas armas de los murlocs y eso le otorgó una gran ventaja. Por el contrario, Odriel realizaba ataques devastadores, pero a la hora de defenderse se encontraba en desventaja, el muchacho apenas portaba una fina armadura de cuero que apenas si amortiguaba los golpes. Esto se hizo aun más evidente cuando una lanza se introdujo por debajo del brazo del elfo y se clavó, entre sus costillas. El muchacho, cayó de rodillas, sangrando a borbontones mientras que lo animales le rodeaban para darle el golpe de gracia. Más la suerte o el destino parecían estar del lado del elfo, quien con sus ultimas fuerzas conjuró una ráfaga de viento afilado a su alrededor, tan precisa y mortal que dejó tan solo cadaveres de aquellos que antes era sus rivales. Los murlocs restantes, aturdidos por la escena, heridos por lo hechizos, que antes habían recibido, y masacrados por Terenar, decidieron que lo mejor sería salvar sus vidas. El rió estaba cerca y sin pensárselo demasiado, los supervivientes se lanzaron hacia allí dejando atrás una carnicería y a solo dos combatientes, un humano y un elfo, heridos y agotados hasta el extremo, pero con vida // Resumen de la misión: 24 Murlocs asesinados 10 Huyen con heridas graves 2 Huyen indemnes Fichas Utilizadas para los murlocs: VALORES DE COMBATE: 8 Iniciativa 8 Ataque 8 Defensa 0 Absorción 12 Puntos de Vida 1d6+2 de Daño Habilidades Utilizadas: Terenar: [Sigilo - Advertir/Notar - Espada ligera - Defensa - Reflejos - Atletismo] Odriel: [Sigilo - Advertir/Notar - Reflejos - Explosión Mágica - Corte de Viento - Golpe Eléctrico - Muro de Energía - Defensa ]
  5. Es tal cual dices. Luego esperas a un GM para que te lleve a la zona donde quieras iniciar. O vas corriendo, que es más divertido (?
  6. Lista de carteles por la zona de Elwynn

    //Me apunto, no se aun con cual de mis personajes, pero definitivamente me apunto.
  7. ¡Hola!

    Bienvenido Vencejo, Siendo veterano, no creo que te encuentras con demasiados problemas, pero ante cualquier duda, por aqui nos tienes. Un saludo!
  8. El Archivium: Dudas de Lore y Rol

    Buenas Akross, Paso a responderte algunas de las dudas que tienes, aunque hay otras que solo puedo ofrecer conjeturas. La gente del staff ya te dará una respuesta más definitiva. El hechizo de primavera se mantiene gracias al trabajo de varios magos que operan desde los sagrarios distribuidos por el territorio Sin'dorei ¡Quel'dorei!. Es por eso que en el juego se ven todos esos bártulos que giran en los techos de los mismos. La piedras rúnicas, por otro lado, cumplían la función de ocultar la magia de los elfos para que los demonios no les detectaran. El caso de las tierras fantasmas podría suponerse que se debe a una combinación de ambos factores, tanto el abandono de los sagrarios como el hecho de que nigromantes y otras criaturas oscuras invadieran esa zona del bosque. Pero no estoy del todo seguro. Los quel'doreis y sin'doreis alcanzan la madurez física a los 75 años y viven alrededor de 3000. Por lo que sí, un elfo a los 20 años sería casi un niño. El tema de los dragones no tengo idea. Supongo que podrían tener descendencia si quisieran pero... salvo en el lore de Blizzard, siendo un dragón, no veo que puedan tener intenciones de tener relaciones con razas mortales, ya que los ven como criaturas inferiores. Kael'thas está desaparecido, no se sabe si vivo o muerto. Onrol se podría suponer que se encuentra en algún lugar de Terrallende, pero lo cierto es que se desconoce totalmente. Las búsquedas hasta el momento son infructuosas. Espero que te sirva para avanzar con la historia. Si tenías la idea de ser el descendiente de un dragón y un elfo, mejor olvida esa idea =P Un saludo!
  9. Mataorcos Se sentía agotado. Y sudoroso. Le faltaba el aire y cada bocanada que tomaba le llenaba la garganta con la pestilencia que abundaba en aquel sitio. Sus brazos y piernas comenzaban a agarrotarse pero, una vez más, debía forzar cada fibra de sus músculos para que alzaran el martillo. El choque contra el acero rival le hizo notar la tensión en la espalda y el peso en las rodillas. El orco que tenía en frente lo golpeaba con su fuerza y con su aliento, impregnado del aroma a sangre, pero él respondía con valentía. El iniciado de la mano de plata volvió a repeler a la criatura y, una vez más, sumándola a las incontables ocasiones anteriores, volvía a balancear su pesada arma, intentando darle por fin el golpe de gracia. Pero, ante todo pronóstico, su aguerrido rival de piel verdosa continuaba incorporándose una y otra vez. Jared observó a su derecha y notó como Bodvar estaba siendo superado por dos enemigos. El enano se defendía con fiereza, más no podía contra tanta agresividad con la que respondían sus adversarios. El muchacho alzó la diestra y rezó a la luz. Su mano se iluminó con un halo de extrema claridad, cual si fuese un rayo del alba apuntó al rostro del líder orco. Aquella luz, que dejaba momentáneamente ciego a su objetivo tras haberla recibido directamente, iluminó cada rincón, cada tabla sobre la que pisaban los combatientes y cada escombro de la sala. Los orcos los rodeaban, por ambos flancos. El iniciado observó a sus dos compañeros, luchando como si lo hubiesen hecho un millar de veces. Uno portaba su rostro impasible, aun en aquella situación, el otro, su antítesis, desafiando a la muerte con la tranquilidad de quien conoce que, de alcanzar la misma, solo sería su siguiente aventura. Tras esa fracción de segundo que se hacía eterna, la luz se apagó y volvió a notar como la sangre y el sudor, que manchaban su rostro, volvían a martillarle los ojos y hacerle arder la garganta. En ese momento, Jared no pudo evitar preguntarse… ¿Cómo había dejado que ese par lo arrastran a una situación así… otra vez? ******** Aquella mañana había comenzado sumamente tranquila y rutinaria para el aeromante. Odriel se paseaba por su biblioteca, reordenando los tomos de magia que tanto esmero le había costado ir consiguiendo a lo largo de los años. Un hueco vacío entre dos de los libros más apreciados por el mago le provocó cierta incomodidad. Sabía que tenía aquel tomo, que llenaba el espacio faltante, en el piso superior de su vivienda. No había finalizado su lectura, pero la obsesión por dejar todo en perfecto estado lo obligó a subir por el libro. Se encontraba sumido en esa tarea cuando oyó sonidos en la planta baja. Bajó presuroso, ya que no esperaba la llegada de clientes, y se encontró con que su biblioteca estaba hecha un desastre. Comenzó a recoger sus libros mientras observaba alrededor, solo había alguien que haría algo así: Bodvar. Horas más tarde, alguien más golpeaba a su puerta, esta vez ya estaba preparando. Jared se unía al grupo, tras una larga travesía que lo había llevado, desde paramos, de vuelta a Elwynn. Ninguno de los dos invitados estaba demasiado al tanto de la situación, por lo que Odriel se vió obligado a resumirles las razones por las que necesitaba su ayuda. Les contó sobre el grupo de magos desaparecidos y la petición de la academia de ir por ellos. Fue fácil convencerlos de que era buena idea hacer una travesía hasta las lejanas tierras al este de Elwynn y, sin perder más tiempo del estrictamente necesario, emprendieron la partida. El viaje, plagado de historias y anécdotas que compartieron entre sí, los llevo a través de caminos relativamente seguros hasta una aldea de mediano tamaño en Crestagrana. Allí no demoraron en buscar información del grupo de desaparecidos y, tras recibir algunas advertencias de los peligros de la zona, partieron rumbo a unas ruinas cercanas. Al llegar allí, tras un viaje que les tomó unas pocas horas, se encontraron con un viejo asentamiento en ruinas, vigilado por una torre oscura que parecía a punto de desmoronarse. Allí estaba, tal como les habían indicado, el campamento de los magos, pero al no haber hallado nada, decidieron inspeccionar la torre. Oscuros pasillos, plagados de viejas telarañas y escombros los recibieron en el interior. No tardaron en encontrar una destartalada escalera que los llevó, a través de una puerta trampa, a acceder a un recinto, en lo alto de la torre. Parecía una habitación y pronto el dueño de la misma se hizo presente frente a ellos. Era una figura oscura, de cabellos largos y mirada atemorizante. Embutido en una pesada armadura ornamentada con púas, un ser grotesco, que no era ni hombre ni orco les observaba. ******** Su mirada estaba fija en el horizonte, el viento hacía ondear su larga cabellera al compás de una melodía lúgubre que lo acompañaba en su día a día. Como una estatua, su figura se recortaba contra el firmamento, en lo más alto de aquella torre oscura. Demasiado tiempo había pasado desde que se convirtió en amo y señor de aquellas ruinas, demasiado como para recordar todo lo que había vivido y demasiado que olvidar. Una vez más un reducido grupo se internaba en sus dominios. Los vio desde lo más alto, recorrían el campamento de aquellos que días atrás habían visto castigada su osadía, y supo que pronto ingresarían en su morada. No se preocupaba demasiado, nunca lo hacía, pero en esa ocasión un extraño estremecimiento aquella meditación en la que se sumía antes de un combate. Urguk no era un orco, tampoco era un humano, pero luchaba con la fuerza de unos y la astucia de otros. Así había llegado a ganarse el respeto entre los campamentos de la zona y un grupo de jóvenes orcos que comenzaban a seguirlo. Ellos debían estar de vuelta pronto y no tendrían inconvenientes en lidiar con el enemigo. Escuchó sus pasos sobre el suelo de madera y decidió mostrarse frente a ellos. Tal vez para ganar algo de tiempo, o quizás tan solo por curiosidad. Un grupo que sin lugar a dudas se mostraba variopinto. Un humano, un enano y un elfo. Urguk se preguntó qué harían allí y se dispuso a hablar con ellos, después de todo, había heredado los modales de su padre y sabía tratar con pieles rosas. No venían a buscarle a el, tan solo buscaban a un grupo de personas. Algo sorprendido, pensó que tal vez podría intercambiar información y luego dejarlos ir, pero el enano rugía de rabia y eso encendía la sangre en las venas del medio orco. Sus compañeros estaban allí, listos para dar el golpe. Cuando bajó la máscara de acero, oscura como la pez, que ocultaba y protegía su rostro, supo que no habría vuelta atrás. ******** Bodvar rugía con ira mientras que la sangre manaba de algunas de sus heridas abiertas. Su cuerpo estaba tenso y la boca la tenía seca, aun asi estaba disfrutando, en parte, aquel enfrentamiento. Lo disfrutaría más si aquel pequeño orco no hubiese estada todo el tiempo buscando golpearlo por la espalda mientras que el perseguía a su líder. Y para peor, el semiorco le había ignorado en varias ocasiones, enfureciéndole aún más. Le demostraría que debían ser más cuidadosos en la presencia de un drakkigson. Pero esa no parecía ser su noche. Vio por el rabillo del ojo como el elfo y el humano enfrentaban cada uno a un orco diferente mientras que él tenía que lidiar a medias con el líder y el otro, más pequeño pero insoportable. Finalmente Odriel y Jared lograron deshacerse de sus agresores para prestar ayuda a Bodvar, quien había resistido hasta entonces los embates de ambos orcos. El enano estaba agotado y herido gravemente, pero aun así sintió la misma aversión que siempre cuando el aeromante derribo a tres de los objetivos con sus artes mágicas. Todos los orcos yacían muertos en distintos puntos del habitáculo, machando con sus sangre los débiles tablones de madera. Bodvar, se acercó a cada uno de ellos para coger su recompensa. Notó como el humano y el elfo apartaban la mirada cuando empezó con su labor de arrancar una a una las cabezas, valiéndose únicamente de una larga y afilada daga. Idiotas, pensó el enano; Ninguno de los dos comprendía el significado de aquel rito y seguramente jamás lo harían. Sabiendo esto, el Drakkigson se limitó a hacer su trabajo y una vez terminado colgó las cuatro cabezas de su cinto. Era hora de regresar a la aldea y demostrarle que no solo eran un grupo de habladores como había insinuado el posadero. Ahora también eran mataorcos. // Participantes y habilidades: @Axl como Bodvar [Rumores - Tradición/Historia - Martillo - Defensa - Advertir/Notar - Reflejos] @Kario como Jared [Rumores - Tradición/Historia - Martillo de dos manos - Defensa - Advertir/Notar - Reflejos - Crear Luz] @yo como Odriel [Rumores - Tradición/Historia - Toque de energía - Corte de Viento - Defensa - Reflejos - Proyectil Mágico - Golpe Eléctrico] Si me falta mencionarles alguna skill, avisen que ya ni me acuerdo
  10. Cuanto atrevimiento. Y sin poner los links siquiera.
  11. Cartas a Bodvar y Jared

    Un par de cartas son entregadas en manos de sus respectivos destinatarios. El sobre que las contiene esta sellado con un escudo formado por una báculo y una espada cruzados. La caligrafía en su interior es pulcra y estilizada, caracterizada incluso aun más por una clara influencia thalassiana. Bodvar, Espero que los asuntos que te llevaron a regresar a tus tierras se hayan resuelto de manera satisfactoria. Te escribo ya que requiero de tu colaboración, una vez más, en un asunto que me tiene preocupado. Tengo constancia de que en tierras aledañas al bosque de Elwynn ha se ha perdido contacto con una avanzada que se encontraba investigando la zona. Debido a que el grupo ya contaba con experiencia en ese tipo de exploraciones y conocían de antemano los peligros que podían aguardarles, sospecho que fueron asaltados por una fuerza superior a ellos; Algo que, sin lugar a dudas, no esperaban encontrar. Me he ofrecido para encontrarlos o, al menos, descubrir lo que ha acontecido. Lo cierto es que no me vendría mal contar con un martillo extra y un enano que lo empuñe contra las salvajes criaturas de la zona. Esperaré tu respuesta o tu llegada en Elwynn tanto como pueda permitírmelo. Hasta pronto, Odriel Feathersun. Jared, Espero que te encuentres bien. Hace tiempo que no se de ti, por lo que he confiado esta carta a uno de tus compañeros de la iglesia. Si esta carta llega hasta tus manos, quiero que sepas que me vendrían bien tus conocimientos para llegar a una conclusión acerca de un problema que me han comunicado. Desde la Academia temen por la seguridad de un grupo de magos que han partido hacia Crestagrana y con los que se ha perdido todo tipo de contacto. El grupo estaba formado por magos cualificados y no debían encontrar problema alguno para disuadir cualquier ataque de las criaturas locales, es por eso que creo que se han enfrentado a algún ser inesperado, probablemente capaz de utilizar energías místicas con las que equipararse a ellos. La academia de magia espera que investigue la zona y vuelva con noticias sobre el grupo, pero no puedo llevar a cabo esta tarea por cuenta propia. Si tus obligaciones te permiten desviarte de Ocaso por unos días, no me vendrá mal alguien que pueda lidiar con posibles energías oscuras. Quedo a la espera de tu respuesta, Odriel Feathersun @Axl @Kario
  12. Un saludín a todos.

    Bienvenido Brentus, Te sugiero leer la sección del lore de rolerrante, que es un pelín diferente del lore clásico de blizzard. Esperemos verte pronto in-game. Ante cualquier duda, nos tienes por aqui o discord Saludos!
  13. Escenarios de Rol Errante

    - Ubicación: Este de Elwynn, lindando con las montañas de Crestagrana - Nombre: Cauce Quebrado - Características: Pueblo parcialmente en ruinas debido a un derrumbe. Su capilla es el edificio principal, y se encuentra parcialmente desmoronada, actualmente en reconstrucción. No hay soldados imperiales en la zona ya que una suerte de guardia local se encarga de la seguridad. - Historia: - Estado actual: - St´s recurrentes o relevantes: Sacerdotisa Mildred (Desaparecida - Se Busca) Sargento Ernest (Fallecido y remplazado en su puesto) Viejo Tom (Chiflado y eternamente ebrio) El hijo de la Gertrudis (Muchacho descarado y pedante) La viuda de George Brand - Otros datos: //Interesante propuesta. Ya me reservo un lugar por aqui que iré editando.
  14. Dibujitos

    Es que antes era igual a Jared, so...
  15. Dibujitos

    Jajaja Por algún lado del hilo de situaciones graciosas hay un dibujo de Bodvar con capucha. Ahí, demostrando todo su poder, enfrentando a un ogro.