Bienvenido a Rol Errante

Regístrate para conseguir acceso a las características de Rol Errante

Es posible que el mensaje de registro se envíe a "Correo no deseado"

Una vez registrado y conectado tendrás acceso al contenido de nuevo miembro y podrás ponerte en contacto con los demás miembros de la comunidad a través del chat, editar tu perfil y entre otras características acceder a los formularios para la creación de fichas de rol. Una vez tengas el personaje aprobado pasarás a ser usuario regular y dispondrás de voz y voto en el parlamento así como acceso al resto del contenido..

 

¡Anímate, te esperamos!

El errante

Maestre
  • Contenido

    345
  • Registrado

  • Última Visita

Reputación en la Comunidad

84 Excellent

7 Seguidores

Sobre El errante

  • Rango
    Advanced Member

Visitantes recientes en el perfil

300 visitas al perfil
  1. ¡Un saludo!

    Un saludo sun, ya te he hablado por el chat, pero no viene de más recordar que si necesitas algo de ayuda aquí me tienes.
  2. Misiva al Capitán Marco Valerio

    A la atención de mi buen amigo Lord Klaus, con la Luz. La esperanza se abre paso a través de mi pecho cada vez que escucho la voluntad de las nuevas generaciones en acometer actos de tal calibre y tan difícil resolución. Por supuesto que en mi capitanía encontrareis los voluntarios que necesitáis, pondré este aviso a las guardias para que cualquiera que esté libre de deberes pueda unirse a vuestro mandato y vayan a reunirse con Sir Wilhelm. Respecto al jueves, mucho me temo que no podremos reunirnos con el pesar de mi corazón. He de partir a ver el estado del puente de crestagrana esos mismos días. Sin embargo y puesto que vos sois paladín de buena virtud perfectamente puedo confiarle que se acerque con su mujer a mi casa, donde la mía les recibirá encantados. Un saludo amigo, y espero verlo pronto.
  3. Nota para el capitán Valerio

    A la atención de Everett Caulfield, con la luz. Le escribo para comunicarle con buenos ojos su incentivo a recuperar el bienestar de nuestra querida villa. Es por ello que se os concede permiso en representación del ejército de su majestad para reclutar a un grupo de personas para ejercer lo que aquí me dice. Reportadme si tenéis algún problema, el suelo de los contratados correrá a cargo del ejército. Capitán Marco Valerio
  4. [Evento Maestre] Los perros de la guerra

    EL FIN DE LOS DÍAS Los tambores habían callado, la silenciosa marcha por los bosques parecía eterna, desorganizada, desbandada. Al fondo aún prendían en el cielo los fuegos de la villa, el olor de la guerra, los cadáveres, los gritos de miedo, el ansia, la sangre. Akul olía aún sangre, era su sangre, su enorme y pesado cuerpo la repartía por todos lados. Hincó la rodilla en un charco de agua, varias antorchas se reunieron a su alrededor, gruñendo. El rugió más fuerte, aún no habían acabado con él. Se levantó como pudo, no tenía arma, estaba rodeado. Tan solo le quedaba ver cual de esos miserables quería terminar con su vida. - Débil, débil. Perder - Chasqueó las mandíbulas en el aire, varias de las hienas rieron - Ahora yo ser nuevo jefe - La reunión se hizo más grande, cientos de gnoll empezaban a ver una sustitución, tan típica en su raza. El desanimo no cundía en ellos, aún en varias generaciones se seguiría recordando lo lejos que llegaron, para alentar de nuevo a que devoraran este bosque, suyo y arrebatado. Akul no parpadeó, sabía que un gesto de debilidad significaba morir devorado. Se mantuvo en pie como pudo, el otro gnoll no era nada para él, un cobarde venido a menos, que aprovechaba la situación, lo que el creía que eran heridas que le darían la victoria. Todo sucedió en una fracción de segundo, en cuanto el gnoll alzó su espada lo tenía apresado del brazo, se estaba mareando del esfuerzo, todos sus músculos tensos. Empezó a golpear a su enemigo sintiendo la sangre chocar contra su cara, lo lanzó al suelo como un alfeñique mientras se ponía encima a seguir dándole puñetazos. Agarró su cabeza y le metió los dedos en las cuencas de los ojos, explotaron, el gnoll ya no decía una palabra mientras akul chocaba su cabeza contra el suelo una y otra vez, le abrió el cráneo por completo. Alzó el cadáver victorioso, sus congéneres lo aplaudían, en vítores temerosos para que los tomara como de los suyos. Lanzó el cuerpo lo más lejos que pudo mientras una vorágine lo devoraba. Los campamentos volvieron a surgir, eran pocos, pocos para la horda que habían sido, pero los pieles blandas no los perseguían. Algunos chamanes del gran devorador se acercaron cuando toco acabó, con sus capuchas y sus misterios, Akul no los soportaba, engreidos y nunca a la cara creían tener ellos ahora toda la potestad de dirigir los pasos de la horda. Se sentó en un madero mientras ellos le sacaban las flechas y aplicaban ungüentos. El amanecer apareció rojo en el horizonte, rompiendo con sus colores los árboles. Akul no había dormido nada y empezaba de nuevo a tener hambre. Se dispuso a levantarse cuando el chamán mayor apareció con un cofre de huesos. Y lo abrió. Ante él un colgante, manchado en ceniza. Se veía de plata, muy bien labrado. Tan solo el mirarlo le erizaba sus pelaje color caoba. - Es tuyo- Le dijo. - El profeta nos ha hablado, hablado. Todo debe grr continuar- Su repiración se hizo profunda, ¿El profeta? ¿Aún tenían el favor del devorador? Tan pocos quedaban que le extrañó, mucho. Todos le miraban expectantes. Tomó el colgante con reverencia mientras lo colocaba en su cuello una gran fuerza le hizo postrarse de rodillas violentamente. - ¿Gran jefe akul? - Dijeron los chamanes del devorador con algo de expectación Akul temblaba y babeaba en el suelo hasta quedar quieto, una gran voz en su cabeza le producia un horror de dolor por todo su cuerpo, arrancó la tierra con sus manos rompiéndose varias garras. Se agitó en un aullido mientras todos los músculos de su cuerpo contraían, su pelaje se oscurecia por momentos hasta quedar negro como la noche ante la mirada de todos. Sus ojos, rojos, una mirada decidida e inteligente salió de ellos. Triunfante se levantaba. - No- Dijo con la voz de mil generaciones. - Yo soy Hogger - Y los tambores en júbilo golpearon de nuevo, los gnolls levantaron las cabezas de sus víctimas en un aullido, mostrando su poderío al Gran devorador, lo que habían conseguido, de la nada. Estaban débiles y cansados, tenían que encontrar a su profeta y volver a juntar a las tribus. Pero el hambre, el hambre no acaba. Y aquel que prueba la carne humana no quiere comer otra cosa. Nunca
  5. [Evento Maestre] Los perros de la guerra

    Recordad que mañana empezamos sobre 20:30/ 22:00
  6. [Evento Maestre] Los perros de la guerra

    //El evento se dividirá en jueves y viernes, el jueves no va a durar tanto. El Viernes intentaremos empezar temprano, sobre las 20:30/ 22:00.
  7. [Evento Maestre] Los perros de la guerra

    // Se siguen los roles el jueves 17 a las 22:00 hora server, procurad ser puntuales.
  8. Ausencias.

    He vuelto de comprar tabaco, ya estoy disponible.
  9. Una carta llega a manos de rugnus de parte de un pájaro, nadie sabe como te ha encontrado. Estimado señor rugnus. Le convido a una reunión con el consejo de magos de villadorada, por favor, preséntese el día x del x para su recepción Lioncourt, Director de la academia de Magia y ciencias arcanas. //a la hora que te venga mejor.
  10. Fotos para twitter y demás redes sociales.

    Muy buenas comunidad, abre este post con la intención de que podáis subir imágenes de tono medio serio, con razón de usarlas para la publicidad del servidor. Cualquier vale, excepto aquellas que muestren la cantidad de personas conectadas en el /who. Tal que así: Esto se debe a que a nuestro parecer los números no deben hablar de un servidor, sino la calidad de rol del mismo. Un saludo y muchas gracias adelantadas a todos los participantes.
  11. [Evento Maestre] Los perros de la guerra

    // Hoy es día libre, recordad que podéis proponer eventos para mastear relacionados con la situación o lo que os apetezca. Un saludo
  12. [Evento Maestre] Los perros de la guerra

    // Mañana comenzamos a las 20:30 hora del servidor hora del servidor con los masteos. Estad atentos a nuevas.
  13. [Evento Maestre] Los perros de la guerra

    El amanecer había nacido rojo, la sangre de la noche anterior había teñido el cielo mientras el Sol se habría paso entre los árboles cayendo sobre el campamento como un manto protector que expulsaba a las sombras. Marco paseaba entre las tiendas, escuchando el silencio que imperaba entre los cientos de soldados que se afanaban por tener todo listo, el repiquetear de los martillos arreglando armaduras, las espadas afiladas, el "señor" cada vez que pasaba. El ambiente olía a una mezcla de pólvora, sudor y grasa. Los artilleros limpiaban las piezas. Se asomó a la empalizada, villadorada quedaba a unas horas de camino en mitad del profundo bosque, a otras pocas horas la torre de azora. Se habían metido en la cueva del lobo como primera avanzadilla para abrir paso ante la reunión de hombres bestia que se estaba produciendo delante. Sin duda, la cosa no iba a ser fácil. // Post donde se irán poniendo las actualizaciones y los roles maestre relacionados con los gnolls, empezamos con roles menores hoy a las 18:00 hora del servidor hasta que el cuerpo aguante. Mañana los roles por mi parte comenzarán a las 10 de la noche. Para anunciar, los roles se van a dividir entre combatientes (obligatorio: Ejército y cuervo rojo) y voluntarios (personas civiles no muy armadas) Esto se hace por la lógica de que no todo el mundo va al grueso de la batalla, y que ir prácticamente sin nada es un suicidio. Al personal combatiente se le dará lo pertinente. Ambos grupos tendrán sus roles.
  14. Ausencias.

    Anuncio la ausencia de @Malcador y mía hasta el Martes, por lo menos en mi caso por motivos personales. Malcador estará de ausencia total, yo procuraré atender todo lo que pueda por el foro. Lamentamos las molestias y pasad buen fin de semana.