Bienvenido a Rol Errante

Regístrate para conseguir acceso a las características de Rol Errante

Es posible que el mensaje de registro se envíe a "Correo no deseado"

Una vez registrado y conectado tendrás acceso al contenido de nuevo miembro y podrás ponerte en contacto con los demás miembros de la comunidad a través del chat, editar tu perfil y entre otras características acceder a los formularios para la creación de fichas de rol. Una vez tengas el personaje aprobado pasarás a ser usuario regular y dispondrás de voz y voto en el parlamento así como acceso al resto del contenido..

 

¡Anímate, te esperamos!

Maw

Rolero
  • Contenido

    37
  • Registrado

  • Última Visita

Reputación en la Comunidad

15 Good

1 Seguidor

Sobre Maw

  • Rango
    Advanced Member
  1. Las puertas de Imos

    " Su voz era melodica, surgida de una sinfonia reservada solo para los oidos de las estrellas y la luna. Sus hijos no teniamos derecho a escucharla, pero a escondidas le robe cada estrofa, verso y palabra y ahora, era mia, solo mia" El Ladron de canciones - Cuentos Kaldorei ------ Participantes: Dicea
  2. Las procesiones negras

    Las palidas luces de los farolillos suspendidos en el casco de las embarcaciones se agitaban según el vaivén del bote. Surcaban las intranquilas aguas del rio que separaba Elwynn de paramos y Ocaso. Los desnutridos brazos de sus tripulantes remaban con gran esfuerzo. Las desgastadas naves transportaban a una veintena de fieles, guiados por su pastor quien dirigia sin mencionar una palabra a su rebaño usando su huesudo dedo para señalar la dirección correcta que debían tomar. Una vez en tierra, la muchedumbre se reunió en filas de dos tomando con ellos un farolillo de aceite por cada individuo y de nuevo siguiendo los pasos de su bien amado pastor marcharon apiñados. Su silueta en la noche recordaba a un hediondo gusano luminiscente. Una vez llegaron al viejo cementerio abandonado, sus rodillas se vieron obligadas a incarse, sus manos a hundirse en la humeda tierra embarrada de las tumbas en un intento por llegar a tocar las mortuorias manos esqueléticas de los que alli yacían, asi pues, los fieles, entonaron sus rezos para recordar a los viejos muertos, a los olvidados, y a los mas amados. --------- Participante- Victoria
  3. Las procesiones negras

    Ante la sombra del arbol muerto se postraron aquellos que por sus bocas no cesaban de huir los rezos. Un gentio vestido de forma destartalada, arapienta y sucia rodeaban a los tres sacerdotes de la luz arrodillados. Los predicadores de la fe blasfema competian en un combate igualado, haciendo bailar sus lenguas viperinas para ver que oracion era la mas escuchada hasta que al final el miedo hizo tremular la voluntad de aquellos que representaban la claridad del dia en una tierra en donde gobernaba la noche. La muchedumbre del pequeño poblado entono al unisono un lugubre estribillo que acompaño al siniestro cantico de sus guias sombrios mientras estos, desenvainaban de sus tunicas negras el curvo metal de las dagas. Continuara.. ---------- Rol improvisado Finalizado Participantes: Margot Adrien Argron
  4. Esta es la manera de lidiar con tus eventos (??

    10u-3L.gif

  5. Y el predator hace... Bienvenida. A veces empezar por lo sencillo, canon o cliche suele dar mejor resultado que sacarte alguna idea rebuscada, lo clasico tiende a ser mas comodo y versatil. Espero que encuentres aqui tu lugar y lo mas improtante, que te diviertas. PD: No he podido evitar lo del predator.
  6. "Like" a tu foto de portada!

  7. Cornelius

    Atributos 6 Físico 6 Destreza 8 Inteligencia 6 Percepción Valores de combate 24 Puntos de vida 24 Mana 7 Iniciativa 7 Ataque CC (Espada larga) 7 Defensa Habilidades Físico 1 Atletismo 1 Espada larga 1 Baston Destreza 1 Escalar 1 Defensa 1 Nadar 1 Sigilo Inteligencia 1 Comercio 1 Fauna 1 Religión 2 Sanación/Hierbas 1 Supervivencia/Cazar 1 Tradición/Historia 1 Alquimia: Pocion de Salud 1 Enfermedad (debil) 1 Levantar Zombie 1 Toque profano 1 Deteccion de lo profano Percepción 1 Advertir/Notar 1 Buscar 1 Disfraz 1 Rastrear 1 Reflejos 1 Musica. Piano
  8. Doctor Cornelius Van Scroum

    La tierra que pisaban, estaba enferma. Los arboles antaño verdes se retorcian agonicos, llenos de palpitantes tumores bilicos, que al estallar dejaban libres una infinidad de esporas y fluidos corrosivos de los cuales no habia escapatoria. Cornelius mantenía su rostro oculto bajo su mascara, de color negro y superficie aplanada. Dos grandes ojos cristalinos dejaban un amplio campo de visión a su usuario. A diferencia de la mascara de cuervo de su maestro Cadwaler; Encabezando la marcha. La suya no poseía esta extensión característica, diferenciándose ambos entre maestro y apendiz. El pico del cuervo podía tener muchos significados, así como la presencia de los doctores ambulantes que visten de negro. Algunos los consideraban enterradores, otros salvadores. En Lordaeron, parecían necesitarse ambos oficios. Cornelius ya no recordaba la ultima vez que pudo tener dos días libres para poder descansar, durante los últimos años, aquella enfermedad se había extendido, para su sorpresa, de una forma aterradoramente rapida, afectando a todo ser vivo, planta, animal o humano. La propia tierra cambiaba conforme la infección crecía, pero no era lo único preocupante en las tierras mas apartadas del reino, pues por los bosques pútridos deambulaban seres extraños. No era un secreto, el rumor de los muertos vivientes. Cadwaler se mantenía siempre en silencio, únicamente dirigiéndole la palabra cuando necesitaba alguna herramienta para intervenir a un paciente. Cornelius se limitaba a observar, aprendiendo de su maestro. Una docena de enfermos esperaban su turno fuera, entre jadeos, tosidos y oraciones. Dentro de la casa prestada para los doctores, el buen maestro indicaba a su aprendiz con el dedo donde debia de intervenir para extraer las pustulas del cuerpo. Infecciones, altas fiebres, mordeduras, estaban a la orden del dia en aquel pueblo a punto de exhalar su ultimo aliento. Alli solo quedaban aquellos que no tenían a donde ir. El alcalde se había marchado hacia la capital, junto al sacerdote, dejando que un monaguillo sin ninguna noción recitara torpemente los salmos. Cornelius, sentía pasión por su trabajo, desde que era pequeño en el orfanato le había interesado la medicina, un sueño el cual alcanzo cuando Cadwaler le adopto pero no como padre, si no como un maestro. El hombre, de mediana estatura pelo corto, castaño, delgado y ojos pequeños, procedente de la capital, no era ninguna persona influyente, pues dedicaba su vida a la medicina, y a limpiar zapatos. Cornelius aprendió a hacer las dos cosas por si una fallaba siempre tendría la otra. Cadwaler tenia una personalidad tranquila, acompañando su expresión facial apacible con una suave sonrisa. Pero desde el comienzo de la enfermedad, su actitud se había ido ensombreciendo, su voz era cada vez mas susurrante, apenas comía, apenas descansaba y lo que mas le inquietaba a Cornelius era su escasa comunicación con el. Le dedicaba gestos, ordenandole apuntar cada detalle de las intervenciones y descubrimientos que efectuaban juntos, era innegable ambas pasiones, pero parecían ir contrareloj. El dia en el pueblo dio a su fin, los enfermos fueron atendidos, los muertos enterrados y los cuervos saciados. Cornelius se atrevió ese día a acercarse a las despendencias de su maestro. Lo que vio le dejo perplejo. Atendio a su maestro de inmediato al verlo en el suelo cerrando la puerta tras de si, echando la llave para que nadie se atreviera a husmear tal como el lo había hecho. -Cadwaller!- Cornelius se quito la mascara dejándola a un lado, cuando estaba a punto de hacer lo mismo con la de su maestro, la mano de Cadwaller se lo impidió, advirtiéndole, con un hilo de voz quejumbroso.- No lo hagas..- Se fijo entonces en los dedos de su mano, morados, llenos de heridas sangrantes. -¿ Cuando te has infectado?- - No lo se. Puede que fuera en Remol, o en uno de los 7 pueblos que hemos visitado .- - Estas en un avanzado estado. Si lo hubieras dicho antes podríamos haber vuelto a la sede y alli tratarte- Cadwaller se rio, pero lo que empezó siendo una amarga risa acabo convirtiéndose en un tosido agónico.- No hay cura, Cornelius. No de momento. No tardare en morir, y ya sabes lo que eso significa. Un abominable aullido resonó en el exterior. Cornelius ayudo a levantarse a su maestro, poniendole el guante. Se puso la mascara de aprendiz. La situacion era tensa, pero sabia lo que Cadwaller tenia en mente. -Mientras estés vivo, recoge toda la información que puedas. ¿ De eso se trata no?.- El hombre cuervo rio entre dientes con suavidad. Los días eran cortos, las noches mas largas. Cornelius seguia los pasos de su maestro, pueblo tras pueblo curando los males de la gente, apuntando el mismo en su cuaderno lo que estaba viviendo, los efectos de la enfermedad Cadwaller se hacían cada vez mas notorios en el, efectos que empezó a padecer el mismo. Frente al espejo se encontró un rostro marchito. Su cuerpo se consumía, las pústulas aparecían entorno a sus brazos y cuello, cuando estas reacciones infectas dieron comienzo, la vida de Cadwaller empezó ya a temblar. El gran cuervo callo de rodillas sin mas en mitad de un cruce de caminos, arrastrándose a duras penas hasta que su espalda reposo en un infecto arbol. Cornelius acudió en su ayuda. - ¿ Que crees que sera esta peste?. No hemos visto a ningún viajero mas desde hara una semana.- Dijo Cornelius, sentandose a su lado. - No lo se. El ultimo informe, era confuso. Nada claro, mágia tal vez, alquimia. Sea como sea, hemos perdido.- Cadwaller mantuvo la mirada en el infinito- Toma mis cosas. Sigue tu camino, hasta donde te lleven tus fuerzas.- Le tendio un libro, amplio, lleno de notas. Cornelius lo cogio con lentitud, tras eso, el brazo que sostenía el libro de cuero callo de golpe al suelo sin que Cornelius se entera - Estoy, estoy también infectado. No dudare mucho. Sabia lo arriesgado que era venir aqui, pero, tampoco lo hubiera cambiado por otra cosa. Si hacemos esto, nadie mas lo va a hacer. Somos heroes, ¿ Verd..?- Se quedo mirando fijamente el cuerpo inerte de su maestro. La palabras que iba a decir quedaron congeladas. Se mantuvo un rato a su lado, escribiendo en el cuaderno el cambio de narrador. Dia 2 tras la infeccion " Mi maestro ha sucumbido a la enfermedad. Desconozco si se levantara como un no muerto. Estoy infectado, como el, en una etapa posterior. Puede que aguante mas. Cadwaller raciono las medicinas, y temo pensar, que sabia lo que iba a ocurrir, dejándome a mi el mayor numero posible de remedios para poder escribir estas paginas. Seguiré hacia el Norte, hacia el foco principal de la enfermedad. Dia 3 " Los caminos están desolados. He tenido que huir de una manada de lobos de pieles podridas. He logrado esconderme en un granero abandonado. Afecta también a los animales, los vuelve rabiosos. Todo ser sucumbe a esta plaga. Antes del ataque he visto un carromato noble destrozado, era como si lo hubieran partido como un huevo, por la mitad, para dar con quienes estuvieran en su interior. Habia mucha sangre... Dia 5 Las medicinas mantienen a ralla la infeccion, pero cada vez necesito mas. Siento como bajo mi mascara la piel se abre, se llena de pustulas. Algunas duelen, otras no. Tengo miedo de verme en el espejo. ¿ Que puedo decir de la infeccion?. Transforma el territorio, el cuerpo, la mente, la propia realidad. A veces, escucho una voz en mi cabeza, hurgando con su esqueletico dedo la superficie de mi mente tanteando la entrada. Duermo poco, como por la escotilla de aire de la mascara y aun asi me cuesta tragar, y mas aun notar el sabor. Me duelen los labios y las encías al masticar la cecina dura. Los lobos no me han vuelto a perseguir. Los cielos son cada vez mas oscuros. No he visto a nadie en todo este tiempo y siento que me observan en las sombras. Seguire adelante, quiero ver, con mis propios ojos, el corazon de la enfermedad. Dia 8 Solo me queda la ultima medicina, la mas potente de todas. Me dara, tal vez, un dia mas, si la enfermedad no se vuelve mas fuerte en mitad del proceso. No se donde estoy, solo sigo mi instinto, o eso creo que es. Tal vez el instinto no se carcajee dentro de tu craneo, y lo que me esta guiando alli, sea otra cosa. Ya no me importa. Prometi a mi maestro recopilar cada detalle y eso hago. Desde el dia 5. He perdido sensibilidad, creo que no puedo hablar en voz alta. Me cuesta respirar. Me duelen las articulaciones, se me desgarran los musculos y estoy ayudandome de una rama de arbol retorcido para caminar. Estoy medio ciego, apenas distingo la profundidad. Noto a veces un repgunante sabor de boca que va y viene. No puedo vomitar por que no tengo nada en el estomago. Segun el dolor ventral, que viene y va como otros males, padezco de multiples ulceras sangrantes en mis organos internos, cada vez las siento en un lugar distinto, como si se movieran. He empezado a pensar, que lo unico que me mantiene con vida he impide que me desparrame es el traje. Me mantengo cuerdo escribiendo y apuntando recetas medicinales posibles para retrasar la enfermedad. Por si en algun futuro, alguien encuentra este diario. Seguire hacia delante. Dia....no se que dia es Su origen..no puedo, entender, no soy, capaz, lo escucho pero...Es como mantener la mirada fija en el sol. Hay otros aqui. Esto lo escribo de pie, frente a una multitud de figuras siniestras. A mis lados hay otras personas. Luz, estan, podridas. ¿ Estare yo asi?. .....Nos han reunido. Nos dan un futuro, dicen. Una eleccion. ...He de aceptar. He de aceptar. .....El legado se perdera, el conocimiento se olvidara.... ...Estoy atrapado...
  9. El dia que no amanezca

    Una mas, halle tras esfuerzo en lugares poco agradables de conocer. Murmuraban sus vendededores suculentas promesas, que habia que pagar con algo mas que simple dinero. Sus lenguas, eran veneno, pues poseian el don de convencer, hasta el mas versado en el discurso. Su valor, a sido costoso, pero pude mediar el trato. Se le hace llamar " El Sepulcro ", coincidiria con " La torre" en la baraja de tarot Hubo una vez, un gran constructor. Tuvo un sueño, en donde construía un gran castillo para un gran monarca. Ensimismado por esta idea, se presento ante todos los reyes dispuesto a alzar en la tierra la mas bella y gloriosa morada para los grandes señores. Pero, ni las joyas mas brillantes engarzadas en las murallas ni el oro bañando las salas, podian acercarse a la esplendida estructura de su vision, por mucho que lo intentara, todo era burdo y ordinario. Los años pasaron, la frustracion se volvio desesperacion, su obsesion retorcio su percepción y paso de labrar la belleza, al horror. Construyo los mas retorcidos monumentos, las mas blasfemas formas. Los reyes le rechazaron, avergonzados, derribaron sus obras hasta convertirlas en escombros. Hastiado, el viejo arquitecto emprendió un largo viaje hacia el olvido. Sus pasos le llevaron lejos, a una tierra sin sol, sepultada en una noche eterna. Con sus manos desnudas cavo hasta hacer un gran agujero, con su ultimo aliento emparedo las paredes y con su cuerpo, alimento los cimientos. Sobre su tumba crecio un gran arbol, mas grande que cualquier otro castillo construido antaño. Sus ramas retorcidas intentaban en vano alcanzar las estrellas, como si asi pudiese cumplir de alguna forma, el frustrante sueño que había tenido en vida.
  10. El dia que no amanezca

    Esta carta pertecene a una siniestra baraja de Tarot que encontre en unos de mis viajes, en un lugar muy, muy lejano. La carta, seria la del loco, pero por algun motivo la han llamado el Mentiroso " Hubo una vez, donde la nada, tuvo una pesadilla con una mentira, ya que, la realidad que ella creia ver, se volvio aburrida tras soñar por primera vez. Esta mentira se creyo a si misma, aun sabiendo con total certeza de que no era verdad. Lo unico cierto en ella era el vacio en su interior, paradojicamente, esto la volvia real. Como sabia quien no era, y tenia claro que seria siempre, deambulo por el mundo con una mascara de muchos rostros y sonrisas vistiendose de payaso, ya que el mismo era una gran broma. Y aun a pesar de apenas existir, a diferencia de los otros, el poseia el mayor don de todos, el libre albedrio. " " Un payaso es un mentiroso. "
  11. El dia que no amanezca

    Se dice, que es la oscuridad la que representa el mal, el caos, el infortunio, la desgracia y la miseria. Su interactuacion con el mundo material esta plagado de horribles consecuencias. Bajo nuestro perspectiva, es algo que hay que evitar a toda costa, persiguiéndola para darle caza y acabar con ella. Pero somos nosotros los que la utilizamos especialmente para el mal, manipulando sus fuerzas para alcanzar nuestros egoístas objetivos. ¿ No ocurre lo mismo con la luz?. Se puede utilizar la divina fe, para alcanzar las mismas cotas de poder, para engañar, para mentir, y para manipular. Independientemente, a las dos fuerzas no les importa que usos les demos. Aunque calificaría a la oscuridad como la autentica monarca, ella ha de jugar quiera o no con las mismas normas que todos al adentrarse en los planos materiales, teniendo que hacer frente a distintas competencias y no solo la luz. En el mundo existen distintas esencias, todas convergen y todas de una forma u otra desean ser las dominantes en el reino material. El druidismo, la luz, la oscuridad, y entre estas dos su hija bastarda, las sombras. Criaturas como los demonios y otros seres provenientes de lugares lejanos y planos distintos al nuestro se adentran en el mundo gracias a esta invisible lucha. La presencia de estos seres puede parecer a simple vista un error, una anomalía en la realidad. Pero de alguna forma, vengan de donde vengan se han adaptado al plano material, formando quieran o no parte de este mundo, como cualquier criatura mas. De estos lugares, si es cierto que surgen seres abominables que escapan a toda comprension, horripilantes pesadillas hambrientas, pero no todas son iguales. Al margen de los horrores cosmicos, hay una variedad de seres capaces de poseer sus propios miedos, sus penas y ambiciones. Dotados de deseos y sueños. Pudiendo ser tan bondadosos como el mas noble de los hombres, pero tambien los hay cuyo corazones estan llenos de crueldad. Las criaturas pueden facilmente representar un pecado, un sueño, una idea, o simplemente poseer su propia personalidad en base a las mismas experiencias que un mortal puede llegar a tener a lo largo de su vida. Amor, frustracion, rabia, alegria. Los sentimientos pueden ser parte de ellos. Como he dicho, tambien los hay crueles, representando el lado mas nocivo de todo ser racional. Sus deseos tienden a acabar con vidas, a veces sin razon, por el puro placer de la masacre. Su naturaleza es mas caotica y retorcida, a veces incapaces de hacer el bien. Entonces, ¿ Son los monstruos quienes se parecen a nosotros, o nosotros a ellos?. Perfectamente lo que he descrito arriba podria ser una persona normal, un sacerdote que busca hacer el bien a traves de su propio dogma, y no necesariamente debe de tener la bendicion de la luz en sus manos. Un cazador superviviente que vive el dia al dia tras los rastros de sus presas, o un cruel rey que somete al pueblo hambriento. Llamamos "monstruo" a todo aquello que no comprendemos y evoca en nosotros el terror. Cuando estuve delante de una de estas criaturas, ella, me llamo a mi Monstruo. Aunque perdi la pierna, nada volvió a ser igual. "Representacion artistica del libro " El Dia que no amanezca". Titulo " El buen amor " " No se si el verso es bueno o malo. Pero me lo hizo escribir junto al dibujo. Menos mal que no me arranco un brazo, si no hubiera salido peor. "